Big Idea | Comunicación científica | Divulgación en salud

El lastre de la pandemia sobre la mente de los pacientes con cáncer

– La pandemia por COVID-19 ha agregado una carga extra en pacientes con cáncer, aumentando sus problemas mentales.
– Estos pacientes tienen una prevalencia importante de depresión, ansiedad, estrés postraumático y hostilidad.
– Las mujeres tienden a preocuparse más por el manejo de su cáncer debido a la COVID-19.

Los pacientes con cáncer tienen una carga extra en cuanto a la manutención de la salud mental, algo que parece ser más complicado durante la pandemia.

De acuerdo con un estudio realizado en pacientes con cáncer originarios de China, se ha demostrado una prevalencia alta de problemas de salud mental en pacientes con cáncer, algo que se ha agravado con los riesgos asociados con la COVID-19.

Lamentablemente, el estudio demostró que de todas las personas encuestadas, sólo 1.6% de ellas han buscado apoyo psicológico y 11% consideró que la ayuda puede ser de utilidad. Además, la mitad del total no pone atención a los servicios digitales para el cuidado de la salud mental

Este estudio, que analizó la situación de 6,213 pacientes con cáncer, un 18% mencionó padecer síntomas de ansiedad, 23% depresión, 9% trastorno por estrés postraumático y un 13.5% presentó síntomas de hostilidad.

Además, parece ser que las personas comparten factores de riesgo, como son una historia previa de trastornos de salud mental, un consumo excesivo de alcohol, alta preocupación por el manejo de la enfermedad debido a la pandemia, altos niveles de fatiga y de intensidad del dolor. Asimismo, aquellos que tienen entre 45 y 54 años de edad parecen ser la proporción de la población que presentan más problemas de salud mental.

Los resultados también variaron dependiendo el tipo de cáncer. Por ejemplo, los pacientes con cáncer del sistema digestivo o de mama representan la mayor proporción de problemas de salud mental; en el primer tipo, 23% de ellos presentaron ansiedad, mientras que en el segundo tipo un 19% muestra síntomas de estrés postraumático.

Por el contrario, también se observaron factores protectores que pueden reducir las situaciones negativas de salud mental, como son el tener buenas relaciones con su familia. También, aquellos que presentaron bajos niveles de ansiedad en su mayoría son jóvenes, hombres, cuentan con un alto nivel de información sobre la pandemia, una buena calidad de sueño y una buena relación con sus amigos.

Los autores destacan la alta prevalencia de desórdenes mentales y la baja de tratamientos para el cuidado de la salud mental, resaltando que muchos pacientes con cáncer y trastornos mentales no reciben una atención adecuada. Esto toma relevancia durante la pandemia, pues se recomienda que estos grupos de alto riesgo sean identificados para proveer intervenciones psicológicas efectivas a través de plataformas digitales, dada la situación sanitaria y su condición precaria de salud física.

El estudio original es de acceso abierto y lo pueden encontrar aquí.

La imagen muestra a personas utilizando mascarillas durante la pandemia por COVID-19.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?