Big Idea | Comunicación científica | Divulgación en salud

Cinco hábitos del sueño saludable… un corazón contento

  • De seguir cinco patrones de sueño en específico, se podría reducir el riesgo de padecer enfermedad coronaria
  • Despertar temprano, dormir de 7 a 8 horas, vivir sin insomnio, sin roncar y sin somnolencia durante el día son considerados elementos de un sueño saludable.
  • De seguir estos cinco elementos, el riesgo de padecer una enfermedad coronaria se reduce un 42%, a comparación de personas con hábitos insalubres de sueño.
  • Con sólo despertarse temprano, la reducción es de 8%; mientras que el dormir de 7 a 8 horas tiene un valor propio de 12%.
  • La relación entre un sueño y un sistema cardiaco saludables es independiente de si la persona padece diabetes, hipertensión, variantes genéticas que le predispongan o la toma de algún medicamento.

Cuando se trata de cuidar el corazón, hacer ejercicio es tan importante como dormir bien. Y parece ser que el tener hábitos saludables o insalubres del sueño pueden estar relacionados con nuestro sistema cardiaco. Esto toma relevancia si tomamos en cuenta que, en el mundo, 26 millones de personas tienen alguna condición cardíaca.

Para comenzar, se debe delimitar lo que se considera un sueño saludable. Un grupo de investigadores afiliados a instituciones estadounidenses plantearon cinco elementos clave: despertarse temprano –o lo que en inglés se le llama “early bird”-, dormir de 7 a 8 horas cada noche, sin padecimiento de insomnio, ni ronquidos, ni una sensación de somnolencia durante el día.

Por cada hábito a favor, se otorga un punto y, aquella persona que logre los cinco puntos, puede ser considerada como alguien con un patrón de sueño saludable. Sin embargo, la duración del sueño fue el criterio para dividir a los participantes en tres grupos: poco sueño (dormir menos de 7 horas); recomendado (7 a 8 horas al día); prolongado (9 o más horas de sueño).

En el estudio, los investigadores analizaron a más de 400,000 personas entre 37 y 73 años, quienes fueron estudiados entre 2006 y 2010 con respecto a su calidad y patrones del sueño. A ellos, se les midió la incidencia de fallas cardíacas de forma prospectiva hasta abril del 2019. Fue justo en este periodo de seguimiento, que pudieron detectar 5,221 casos de falla cardíaca.

Los resultados mostraron que las personas que cumplen con los cinco criterios de un sueño saludable tienen una reducción de 42% en incidencia de falla cardíaca a comparación de aquellos con patrones de sueño insalubres. Sin embargo, los hábitos por separado también muestran reducciones. Por ejemplo, una persona que se despierta temprano tiene una reducción del 8%, o una persona que carece de somnolencia durante el día tiene una rebaja del 34% de incidencia.

Los autores concluyen que su estudio genera nueva evidencia para demostrar que un patrón de sueño saludable está asociado con un menor riesgo de enfermedad coronaria, sin importar los factores de riesgo convencionales, como la obesidad o la falta de ejercicio. Es así que se pone en relieve la relevancia de tener un comportamiento de sueño saludable para prevenir fallas del corazón.

El estudio original lo pueden encontrar aquí.

La imagen es el cuadro de 1890 llamado “Descanso al mediodía” de Vincent van Gogh. Tomada de Wikipedia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *